domingo, 15 de septiembre de 2013

RADIOLOGÍA INTERVENCIONISTA

RADIOLOGÍA INTERVENCIONISTA: Generalidades
Información general de los procedimientos intervencionistas
Cuidados pre y post procedimiento.

¿QUÉ ES LA RADIOLOGÍA INTERVENCIONISTA?
Es una subespecialidad de la Radiología dirigida al diagnóstico y tratamiento de diversas patologías mediante técnicas mínimamente invasivas. 
Surge con los avances en el campo de la Radiología y la innovación en la creación del instrumental. 
Es capaz de sustituir intervenciones quirúrgicas reduciendo estancias hospitalarias, riesgos, dolor, anestesias generales y con un periodo de recuperación inferior.  
Su campo de actuación es extenso y sigue en plena evolución. Cualquier zona del cuerpo puede ser abordada con este tipo de procedimiento. Mediante agujas y guías y con una mínima incisión, se toman muestras biológicas para el diagnóstico, se realizan drenajes de colecciones, se insertan catéteres o endoprótesis, se tratan algunos tumores, lesiones óseas, etc.


CUIDADOS PREVIOS A SU INTERVENCIONISMO:
AVISARÁ SIEMPRE EN CASO DE:
- Ser alérgico a algún medicamento, especialmente a la anestesia local o contrastes radiológicos.
- Si toma antiagregantes o anticoagulantes (en algunos casos hay que suspenderlos o cambiar la pauta)
-     Si ha tomado alguna Aspirina® la semana previa
-     Si está embarazada

Con anterioridad se le habrán practicado estudios radiológicos y analíticos y el Radiólogo Intervencionista habrá revisado su historia clínica junto a su médico para determinar la técnica más adecuada a su caso.
Será necesaria la lectura y firma del Consentimiento Informado.

PREPARACIÓN PREVIA
-      Ayunas desde la noche anterior.
-      Aseo personal.
-   En general, puede tomar la medicación habitual con un poco de agua ese mismo día, pero no podrá tomar aquella que altere la coagulación de la sangre.

PROCEDIMIENTO:
- Dependiendo de la complejidad de la técnica, se realizará de manera ambulatoria o en algunos casos, será necesario el ingreso hospitalario. Será informado de ello previamente.
-  A su ingreso se le canalizará una vía venosa (gotero), se retirará las prendas que porten metal o puedan molestar y se vestirá con una bata.
- A su llegada al Servicio de Radiología será recibido por el Equipo Intervencionista, donde ya habrán revisado su historia clínica.
-  Será entrevistado para comprobar su identidad, si acude en ayunas, si está tomando alguna medicación o si tiene alergias. Y si tiene dudas, se le resolverán.
- Pasará a la Sala de Intervencionismo donde se acostará en la mesa de exploración y la enfermera le conectará a un monitor para controlar sus constantes vitales (pulso, presión arterial,…).
-   Durante la técnica será IMPRESCINDIBLE SU COLABORACIÓN.
- El primer paso será la localización exacta de la lesión a tratar mediante imágenes diagnósticas (ecografía, escopia, TAC).
-   Como son técnicas que requieren la máxima asepsia posible, será cubierto con paños estériles; el Equipo Intervencionista usará guantes y bata estériles.
-  Al ser mínimamente invasivas, la infiltración de anestesia local será suficiente para que no sienta dolor, aun así, puede notar molestias. En algunos procedimientos más complejos será necesaria la sedación o incluso la anestesia.

CUIDADOS POSTERIORES GENERALES
    En general son sencillas y están dirigidas a la prevención de complicaciones:
-   Reposo absoluto en cama y ayunas durante unas horas.
-   Vigilar la zona de punción o los drenajes en caso de llevarlos.
-   Mantener el apósito limpio y seco.
-   Es habitual que aparezca un hematoma en la zona de punción.
-   No realizar esfuerzos físicos los días siguientes.
-  Antes de abandonar el hospital se le dará una pauta de cuidados adaptada a sus necesidades

COMPLICACIONES
Las más frecuentes son la hemorragia, la infección o el dolor.
En caso de sangrado abundante, presentar fiebre o dolor incontrolable debe acudir a un Servicio Médico

No hay comentarios:

Publicar un comentario